CONFERENCIA MUNDIAL DE LA JUVENTUD 2010: FORO LEGISLATIVO

“¿Qué riqueza tienen los países en desarrollo que no tienen las economías más fuertes del mundo?
 
¡JUVENTUD!” De esta manera comenzó la conferencia magistral del Foro Legislativo de la Conferencia Mundial de la Juventud Mexico 2010.
Dicho foro se reúne del 25 al 27 de agosto en Ciudad de México en la Cámara de Diputados y pretende discutir cómo el poder legislativo puede contribuir al mejor desarrollo de la juventud mundial. Este foro va de la mano del Foro social y el Foro de ministros que se celebra en León, Guanajuato, paralelamente. Como resultado de estos tres foros, una declaratoria final se llevará ante las Naciones Unidas.
El Foro legislativo comenzó dando la cordial bienvenida a los más de 60 diputados de todo el mundo, en su mayoría delegados de América Latina. La ceremonia de inauguración tuvo lugar en la suntuosa sala plenaria de la Cámara de diputados. Asimismo, la participación de observadores de distintos gremios no se dejó esperar. Delegados de ONGs, investigadores y estudiantes universitarios hicieron presencia en representación de la sociedad civil.
Después de la inauguración, en un salón de menor capacidad, el Sr. José Antonio Ardavín, Director de la OECD para América Latina, realizó una conferencia magistral sobre la realidad actual de la juventud alrededor del mundo. En un estudio comparativo de los países de la OECD, él demostró cómo hay una gran necesidad de invertir en temas de educación y empleo, pues sólo así, considera él, se puede crear un cambio positivo en pos del desarrollo para las vinientes generaciones.

A esto continuó un Panel de mejores prácticas encabezado por Elvira Kovac, miembro del Consejo de Europa; el miembro del parlamento británico Graham Stuart y el experto en Políticas públicas juveniles en América Latina, Sr. Ernesto Rodriguez. Los tres participantes hablaron del rol del joven en la sociedad desde su experiencia, conocimiento y punto de vista.
En fin, el primer día, informativo como fue, logró comunicar a los participantes del Foro legislativo sobre las dificultades más urgentes que encaran los jóvenes de hoy. Volviendo a la pregunta inicial, el Sr. Ardavín, indicó que los jóvenes somos la esperanza de nuestras naciones y, cómo a través de legislación, la juventud puede tener una mejor calidad de vida. Pero, ¿y los jóvenes? Aún estoy esperando que los legisladores, en la conferencia de los jóvenes, nos brinden el espacio de tener voz y voto en las políticas públicas que afectarán nuestra vida diaria.

Irónicamente mientras hablaba el panel, un grupo de jóvenes universitarios sentados en la parte de atrás de la sala, jugaban cartas. ¿No se sentían tomados en consideración? Pues que no se nos olvide a la juventud que esas decisiones del Foro legislativo afectarán nuestras vidas tarde o temprano. Pero, Sres. Legisladores, ¿cómo podemos hablar de conferencia de la juventud cuando nosotros los jóvenes no tenemos ni siquiera oportunidad de expresar la realidad que nos aflige? ¿Acaso no somos más que una estadística y no debería el discurso estar centrado en la persona, el joven en este caso?

¡Dilo fuerte, pero dilo bien!
Colaboración.
Escrito por Christel Sonnekalb
World Youth – LATINOAMERICA.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s