¿Entiendes por qué protestan contra el proyecto Las Bambas?, aquí te lo explicamos

las_bambas_protestas

Cuatro personas han muerto en Apurímac y se escuchan a las primeras voces anunciando las sombras fúnebres que dejaron protestas antimineras como en Conga y Tía María. Pero, ¿Son casos similares? No. En el caso de las protestas contra el proyecto Las Bambas no se percibe un tinte antiminero en la población, solo a un grupo de personas que acusan modificaciones en la ejecución del proyecto.

Empecemos definiendo por qué es tan importante el proyecto Las Bambas para el país: estamos hablando del de mayor envergadura del Perú, con una inversión de 10,000 millones de dólares y una producción anual estimada por encima de las 400,000 toneladas de cobre en los primeros cinco años de explotación. Esta se ubica a los 4,000 metros sobre el nivel del mar, entre las provincias de Cotabambas y Grau, en Apurímac.

¿DÓNDE ES QUE SE PRODUCE EL CONFLICTO?

Empecemos diciendo que el proyecto originalmente le pertenecía a la empresa China Xstrata Copper, quien obtuvo su licencia de exploración en la zona en el 2004. Cuatro años después iniciaron esta fase y en el 2011 el Estado peruano aprueba el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para el inicio del proyecto de extracción de cobre. Originalmente se tenía pensado crear un especie de ducto hacia Espinar, por donde se transportarían los materiales de desecho. Esto fue aprobado en el EIA.

El problema inicia en el 2013, cuando las empresas Giencore y Xstrata Copper deciden fusionarse y de acuerdo a las leyes antimonopólicas de China se ven obligados a vender el proyecto Las Bambas. Se cumple con entregar un informe sustentatorio al Ministerio de Energía y minas y ya en el 2014 se vende Las Bambas por 5,850 millones de dólares al consorcio liderado por MMG, empresa filial de China Minmetals Corp, junto a Guoxin Investment Corp International y Citic.

Es así que este nuevo consorcio liderado por MMG tiene la idea de desechar las construcción del ducto hacia Espinar y decide que el desecho de materiales se realice ahí, en Las Bambas. Increíblemente el Ministerio de Energía y Minas consideró pertinente el cambio y no creyó que fuese necesaria la realización de otro Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Ante este nuevo panorama la población reaccionó con molestia, quienes acusan no haber sido informadas de todos los cambios  y piden diálogo.

Lo cierto es que el panorama es difícil, pero se puede poner peor. Ya cuatro personas han fallecido y el Ejecutivo ha declarado el estado de emergencia en varios distritos de las regiones de Apurímac y Cusco por 30 días. Al diálogo pedido por la población se le han sumado denuncias por infiltración de dirigentes de otras zonas, lo que empieza complicar más la situación. Es entonces que nos preguntamos: ¿Estaremos frente a otro Conga o Tía María? Solo la reacción del Gobierno frente al pedido de explicaciones y diálogo de los pobladores decidirá cuándo se le ponga un punto final a esta historia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s